Láseres de interior y su uso en compartimentación


Con sus últimos perfeccionamientos, una nueva generación de láseres automáticos puede hacer ganar tiempo a los especialistas de la colocación de falsos techos. La demostración sobre una obra nos indica las ventajas de este sistema empleado para obtener un buen acabado. 

Que son los  laser


Los láseres se emplean para determinar la distancia y la horizontalidad sin contacto entre dos puntos distantes entre ellos, determinando con precisión la distancia hasta el punto de medición y la línea horizontal donde nos guiara para poder colocar los elementos a fijar .

Estos niveles laser de interior se emplean en las profesiones relacionadas con la construcción, como carpintería y albañilería. Los niveles láser de construcción, ya sean de una gama u otra están preparados para trabajar en cualquier proyecto. Desde construcción general, compartimentación de habitáculos, colocación de tuberías, control de maquinaria o interiores.

Estos aparatos resultan atractivos por su fácil manejo y por la gran precisión en los resultados de la medición. Están dotados de una óptica muy precisa y son capaces de  medir, memorizar las distancias y determinar la superficie, el volumen o incluso la altura de manera directa en su display.

Existen modelos con montaje fijo, de múltiples aplicaciones en el sector de la construcción y se dispone de aparatos con un alcance superior a los 1.000 metros.

Uso del laser

Según los expertos, tres cuartos de instaladores de falsos techos no utilizan el láser más que para la trazada de las esquinas. El posicionamiento de las cuerdas de suspensión y el reglaje final de la altura de la estructura son, a menudo, operaciones realizadas gracias a la “experiencia” del instalador. Esta utilización restrictiva del láser se puede explicar de varias maneras.

En primer lugar, porque los equipos no disponen de un número suficiente de herramientas y que el láser se reserva para las tareas juzgadas como esenciales. En segundo lugar, puede ser que existan diferencias entre las características teóricas de un láser y su maniobrabilidad real en  una obra.

Esquinas más rápidas

Para que  un láser sea utilizado allí donde puede hacer ganar tiempo, la primera respuesta consiste en acelerar la etapa indispensable de la trazada de las esquinas. En este ámbito, los mejores láseres rotativos automáticos disponen además de funciones complementarias justificadas.

Presentado el objetivo

El instalador capta el haz rotativo, que adopta la función de escáner: mientras que el compañero mantiene el objetivo en su lugar, el haz describe un trazo cada vez más largo. En el momento en que el trazo ha llegado a la altura deseada, el instalador de falsos techos suelta el objetivo (que cuelga de un cordel que lleva alrededor del cuello) y el trazo se estabiliza. De esta manera es muy simple obtener el trazo de la esquina en varios metros sin recurrir al objetivo y sin otra manipulación del láser.

El alineamiento expreso

Una vez colocadas las esquinas, se puede proceder a la colocación de las cuerdas de suspensión, en función de un mamotreto preestablecido. El láser se quita del trípode y se coloca en el suelo sobre su costado, de manera que su rotación sea vertical. Al instalador se le presenta una pequeña dificultad, pero irritante: ¿Cómo regular rápidamente el alineamiento del haz? En la práctica, se trata de colocar el láser a cierta distancia del muro guía, por ejemplo a 1200 mm. En el otro lado de la habitación, el objetivo se coloca a la misma distancia del muro.

Solo hay que alinear el haz sobre este segundo punto de referencia. Ahora bien, el alineamiento manual es fastidioso. Con el último láser esto no es necesario. Es suficiente con proceder a un pre-reglaje del haz, con la finalidad de que este entre en contacto con un punto del objetivo.

Después, el objetivo guiará automáticamente el haz hacia el segundo punto de referencia, en unos segundos. Para determinar la colocación de las cuerdas de suspensión, se puede utilizar un nuevo objetivo adaptado a la función de escáner. Pero si la visibilidad es buena, con el metro y el lápiz es suficiente.

Reglaje final

Después de la fijación de las cuerdas de suspensión, se llega a la etapa de colocación de la estructura propiamente dicha. En un primer momento, los raíles y las traviesas son simplemente puestas y conectadas. Para el reglaje final, el láser entra de nuevo en liza. La caja del láser está concebida para permitir la unión del láser a la esquina sin riesgo de caída.

El objetivo magnético permite alinear rápidamente el láser. El reglaje final de la estructura se efectúa después de manera visible o sonora, sobre toda la superficie del falso techo. No queda más que inventar cuerdas de suspensión con reglajes automáticos.

Características y prestaciones de estos láseres

La temperatura de trabajo con estos equipos oscila entre -10 y 45 °C. Temperaturas inferiores y superiores no son aconsejables para su uso.

Las Temperaturas de almacenamiento de estos equipos varían entre -20 – 70 °C
Las Área de trabajo pueden oscilar entre 20 m y 80 metros)
La Precisión de nivelación oscila entre  ± 0,2 mm/m

Intervalo de auto nivelación ± 4° y su Tiempo de estabilización suele ser de unos 4 segundos

Tienen buena protección contra polvo y salpicaduras de agua IP 54

Alimentación de tensión 4 x 1,5-V-LR6 (AA)

Tiempo en servicio, máx. 18 h (en modo de 1 línea)

Cuando se usa trípode para su empleo la rosca de trípode es 1/4″, 5/8″

El peso aproximado de estos equipos de, aproximadamente. 0,6 kg a 0,8 Kg.

Preguntas a plantearse antes de adquirir un laser automático

  1. El láser es realmente automático: Si , pero los semi-automáticos exigen una aproximación manual
  • La potencia del láser está adaptada a las medidas de mis obras: Por ejemplo, 1mw es suficiente para las obras en edificios colectivos.
  • La longitud de onda del diodo es suficiente: Pedir 635 nanómetros o menos para que el haz sea visible.
  • El nivelado automático está realmente compensado: Se obtendrá un trazo horizontal cuando el suelo no es plano.
  • El bloque adquirido me garantiza una autonomía de al menos 16 horas: Los equipos actuales tienen esa duración de batería, sería aconsejable disponer de un recambio de batería si el trabajo requiere más tiempo.
  • El láser está dotado de una función de escaneado: Existen otros modelos con estas prestaciones que difieren del laser de niveles para interiores.
  • La marca del haz es suficientemente fina: La opción de focalización automática, de la cual disponen ciertos láseres, aporta la garantía de una marca fina.
  • Qué extras específicos me aporta el láser para acelerar la ejecución de mis obras: Por ejemplo, el alineamiento automático es una de las nuevas funciones que pueden hacer ganar tiempo.
  • Tengo el personal adaptado para hacer uso de un láser de alta gama: Todos los suministradores de estos equipos forman al personal para el manejo y uso de estos instrumentos. Por regla general el responsable que dirige la obra es capaz de utilizar esta herramienta sin dificultades.
  1. Quién asegurará el servicio post-venta: La propia empresa suministradora pero es muy importante prever un control de limpieza, sin contar las reparaciones en caso de caída.
Sistemas Interiores
Author: Sistemas Interiores

Se trata de una publicación innovadora que hablará de esta arquitectura singular que cada día tiene más cabida en el mundo de la construcción. La revista pretende ser una puerta abierta a la comunidad de arquitectos, aparejadores, prescriptores, fabricantes… que contarán en el mercado con esta nueva revista de manera trimestral.

Anterior Materiales aislantes del presente y del futuro
Siguiente Acústica arquitectónica en espacios interiores con placas de yeso laminado