Paneles acústicos de lana de madera


Por Enric Wilians

La gama de paneles aislantes de lana madera combinan las propiedades naturales de la madera, como su atractivo aspecto y calidez, además de su alta durabilidad, igualando a la vida útil del edificio donde se instala, con altas prestaciones térmicas y acústicas. Su estructura fibrosa ofrece excelentes propiedades fonoabsorbentes y, en combinación con Lana Mineral y/o poliestireno expandido (EPS), dota a la solución constructiva donde se instala de elevado nivel de aislamiento termo-acústico.

Estos paneles están fabricados de lana de madera y un aglutínate que puede ser cemento Portland con adición de un agente de mineralización natural o magnesita. Su alto contenido de madera reproduce las mismas propiedades ecológicas que tiene la madera en sí misma, al mismo tiempo; el cemento proporciona durabilidad y larga vida de servicio, permitiendo su uso como material de construcción perfecto.

Estas placas están conformadas por un entramado irregular de fibras de madera consistente en una banda de 0,2 – 0,5 mm de espesor, 3 – 5 mm de ancho y hasta 25 mm de largo, cortado con una máquina especial. Tiene una función de relleno en el contenido del panel de fibra. Debido a esta característica, los paneles de lana de madera tienen valiosas propiedades similares a la madera como material natural ecológicamente puro. El cemento Portland es resistente al agua y resistente a las heladas, por lo que este material proporciona paneles o losas con la durabilidad y vida útil a largo plazo.

Estos productos tienen muy buenas propiedades de absorción acústica ya que la estructura de su superficie abierta permite un alto nivel de absorción acústica.

La masa y estructura fibrosa de estos paneles así como su bajo módulo de elasticidad, le proporcionan altas prestaciones en corrección acústica interior de locales (fono-absorción) y en la mejora del aislamiento acústico exterior de los sistemas constructivos donde se integran.

La estructura de las placas resulta plana y porosa, y permite dejarla a vista o pintarla en obra. Adicionalmente, este material aislante actúa como regulador de la humedad. Y proporciona una disminución del brillo lumínico.

Producción

Las hebras de madera se impregnan primero con el material que va a cohesionar, y posteriormente se compacta presionando con cemento en un proceso tecnológico continuo. En este proceso las hebras de madera se vuelven resistentes a la expansión, esto es, al movimiento dimensional de la madera, al ataque de insectos, descomposición y absorción de agua. La experiencia ha demostrado que estas propiedades van mejorando a medida que pasa el tiempo con el producto ya instalado. Las dimensiones que existen en el mercado varían entre 600 y 2.000 mm. Con unos espesores de 25 a 75 mm.

Tipos de fibra

Las placas compuestas por fibras de menor espesor son las que proporcionan mayor efectividad acústica.

Fibra extrafina

Fibra fina

Fibra gruesa                              

Campos de aplicación

Su uso más importante es en lugares donde existe público como son los espacios donde se requiera una absorción acústica elevada, combinada con aislamiento térmico y acústico: aulas, salas de reuniones, gimnasios, piscinas, salas de juego en áreas residenciales. Idóneo como revestimiento de superficies en parkings y anexos donde se requieran exigencias acústicas elevadas.

Colocación

En techos, la placa se puede instalar sobre listones (también de madera o los perfiles metálicos tradicionales), suspendido con velas. Como es tradicional en las placas acústicas, los paneles se proveen en formato 600×600 milímetros y en 600×1200 milímetros, con la posibilidad de otras dimensiones. Una vez armada la estructura de soporte, se pueden incorporar paneles de lana mineral absorbentes simplemente apoyados. Como alternativa, se puede interponer un film de polietileno como protección contra la caída o como barrera de vapor, junto con la instalación de los paneles acústicos.

En caso de que se requiera aumentar la protección acústica, se puede interponer una placa de yeso entre la subestructura y las placas acústicas.

Otra forma de instalación es con la perfileria a la vista, dando la posibilidad de quitar las placas para acceder al entretecho o para reponerlas. En los techos suspendidos que están sometidos a vibraciones, a una altura considerable, o donde los soportes se fijen a estructuras de acero o de madera, se deben prever perchas en diagonal en ambas direcciones con el fin de minimizar el balanceo del cielo raso.

La instalación como revestimiento en paredes se realiza sobre perfileria, similar a la que se utiliza para conformar fachadas ventiladas. En todos los casos, se pueden aprovechar la variedad de diseños de bordes para las placas: rectificados o con bisel.

Fijación del panel

Para la fijación se han diseñado arandelas de plástico de forma segura como se nuestra en la fotografía. Estas arandelas fijan con su diámetro las placas de fibra sin perjudicar el panel. Estas placas se deben atornillar teniendo la precaución de ubicar los tornillos alineados porque quedarán visibles. Se recomienda pintar las cabezas de los tornillos.

Colores

La estructura natural característica de la lana mineral se presta excelentemente como superficie para la creación de un colorido creativo. Se dispone de una gama de colores prácticamente ilimitada. Se pueden elegir casi todos los colores de los sistemas de color usuales como RAL, NCS.

Anterior Puertas ante el humo y el fuego
Siguiente Suelos sobreelevados particulares